Menú

Continúa la desidia, en el país “más rico del mundo”, una muerte anunciada del sistema eléctrico, por falta de mantenimiento, por falta de personal especializado que ha emigrado, por corrupción, por mala administración, por burocratismo, por el deseo de politizar cada aspecto de la vida cotidiana del Venezolano.

En algunas zonas ya van más de 36 horas sin energía, todavía no hay quien de reporte de las perdidas económicas, quizás de las perdidas de vidas, un constante salto atrás hacia querer alcanzar ese progreso que todos desean.

Mientras tanto, el habitante de a pie, ese que debe trabajar día a día para sobrevivir, se pregunta:

¿y la luz pa’ cuando?

image.png

fuente imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *